Irumaníacos *w*

27 ene. 2011

7 personalidades, 7 historias que contar... Cap. 16

Reacción/es: 
Han pasado días desde que les dije lo de la amnesia. Es cierto que padezco de ella, pero aún recuerdo algunas cosas; recuerdo quiénes son mis amigos y también recuerdo quien soy yo, pero detalles sin importancia como fechas importantes (cumpleaños, aniversarios...) o algo por el estilo, no recuerdo nada.
Esta mañana, me acordé de la cara que se les quedaron a todos cuando se lo dije: tenían los ojos abiertos como platos, debo añadir que Kúu se desmayó. Kizuke, bueno... él sólo se sentó diciendo "¿Cómo es posible?" todo el tiempo.
Acabé yéndome del lugar, sus miradas me amargaron la noche, pero al día siguiente me pidieron perdón, pero dijeron que les comprendiera, ya que era un noticia muy "fuerte" según ellos. No se que hay que comprender, si una persona tiene amnesia, haced que recuerde, en vez de poner cara de haber visto un fantasma...
En fin, la mañana del domingo  trascurrió como una cualquiera, sin alboroto, tranquila y agradable, con un sol que parecía decir "¡Hoy es uno de esos días para ir de compras!". Miré al cielo y asentí.

Irume: Hola, ¿está Kúu?-le dije a su madre por teléfono.
Madre de Kúu: No, ha salido con Kaizou.
Irume: Ah, vale, Perdón por molestar-colgué al finalizar la frase.

Volví a marcar números en el teléfono, esta vez en la casa de Ritsuka:

Irume: Hola ¿Rit?
Ritsuka: Sorry Iru, tengo que estudiar, luego te llamo ¿ok?
Irume: Vaaaaale-dije con un suspiro.
Ritsuka: Sorry...-dijo colgando.

Sólo me queda a una persona a la cual llamar, Kizuke. Marqué su número.

Irume: Hola, ¿está Kizuke?
Kizuke: Si, soy yo, ¿quién es?
Irume: Soy yo, Irume. Esto... ¿Te apetece salir hoy de compras y a dar un paseo?-dije un tanto nerviosa.
Kizuke: Hmm... ¿a una cita?-respondió.
Irume: Bu-bueno, puedes llamarlo así-dije sonrojada.
Kizuke: Vale, pero si me prometes que iremos a las cinco al aeropuerto.
Irume: ¿Al aeropuerto? ¿Para qué?
Kizuke: Cuando estemos allí te lo explico.
Irume: Vale. Pasate por mi casa dentro de una hora.
Kizuke: ¡Ok, hasta ahora!

Suspiré cuando el teléfono estaba puesto en su sitio. ¿Para qué querrá ir al aeropuerto? ¿Esperará a alguien o a algo? Al menos podía haber sido considerado y decirme "Te quiero" por teléfono... Creo que una vez soñé que me lo decía... Pero no puedo asegurarlo...
Fui directa a la ducha. Después me arreglé el pelo: lo alisé con las planchas del pelo y me puse una diadema con una flor rosa. A continuación me vestí: un vestido blanco con una parisinas* rosa, el mismo tono que la diadema y unos botines blancos. Me maquillé un poco y estuve esperando a Kizuke en el sofá del salón, que está junto a la puerta de la entrada. Él no tardó mucho en venir.
Fuimos a un parque, comimos en un restaurante chino, compré un par de camisetas y unos pantalones vaqueros y llegó la hora prevista, las cinco de la tarde.
Llegamos al aeropuerto y Kizuke se vio apurado, no dejaba de decirme "date prisa" o "rápido". Lo único que hice fue obedecer... Él no paró ni un segundo de mirar a la puerta de salida de los aviones. Estará esperando a alguien, pero no me dijo nada. Estaba preocupada, parecía que le iba a dar algo al pobre Kizuke.
Al rato, una chica de cabello largo, negro y lacio nos saludaba desde lejos, ella llevaba una maleta con ruedas. Esa muchacha era bonita, de las más guapas que he visto.

Kizuke: ¡Aya!
Aya: ¡Kizuke! Tanto tiempo sin verte-dijo mientras le abrazaba.
Irume: Esto... Hola-dije un poco confusa por la situación.

Sinceramente, ese abrazo me molestó.

Kizuke: Ah, es verdad, hace mucho que no ves a mi hermana. Ella es Aya. Aya, ella es...
Aya: Irume Shatomi ¿cierto? -dijo interrumpiendo la frase de Kizuke.
Irume: S-si...
Kizuke: Irume, ella es mi hermana pequeña, Aya. Se fue a Estados Unidos a aprender actuación.

----
*Parisinas: los calcetines que van por encima de la rodilla (de esos que se ven en muchos animes que están super kawaii y nos dan ganas de comprar *w*)

1 comentario:

Saku dijo...

Interesanted! <3